//¿Cómo Elegir las Apps para tus Hijos?
como elegir las apps para tus hijos, marketing branding

¿Cómo Elegir las Apps para tus Hijos?

¿Cómo Elegir las Apps para tus Hijos? Una pregunta que todo padre se llega a hacer en algún momento.

Mientras lee este artículo ya se están colgando paralelamente decenas de nuevas apps móviles tanto en la tienda de aplicaciones de Apple (IOS), como en Android (Google Play).

La problemática es que los padres estamos lejos de tener control sobre esto.

¿Recuerdas cuándo le enseñaste a tus padres a usar el correo electrónico? En estos días, es posible que tu hijo de 6 años te enseñe la aplicación móvil más reciente.

Los padres de hoy son más conocedores de la tecnología móvil que los de hace una generación, pero incluso los padres llamados “nativos digitales” luchan por mantenerse al día con miles de nuevas aplicaciones dirigidas a los niños.

Por ende: ¿Cómo saber si una aplicación es apropiada para niños o incluso educativa?

De todas formas, una cosa que hay que tener claro: no es que la tecnología sea problemática. La problemática está en el contenido de ésta y sobre todo cómo lo usa el niño (después de todo, pocos padres se preocuparían por un niño obsesionado con los libros, a menos que estén obsesionados con las novelas de Stephen King o las para adultos).

Los educadores que seleccionan aplicaciones para el aula a menudo buscan 5 pilares clave de una buena aplicación educativa.

En síntesis, una “buena” aplicación educativa:

  1. Involucra activamente al niño
  2. Une el nuevo aprendizaje con el conocimiento existente
  3. Tiene objetivos de aprendizaje medibles y claramente definidos
  4. Incluye interactividad social o retroalimentación.

Lógicamente pocos padres tienen tiempo para evaluar todas las apps que su hijo puede en algún momento querer descargar, según estos criterios. Pero lo que sí pueden hacer es seguir algunas pautas generales.

Aparte de leer las calificaciones de una aplicación, buscar reseñas y revisar foros de discusión, se recomienda tener en cuenta estos consejos:

  1. ¿Quién Hizo la App?
  2. Confíe en los Expertos
  3. Muchas de las Mejores Apps Tienen Publicidad
  4. ¿La aplicación protege la privacidad de su hijo?
  5. ¿Le parece la App Adecuada para su Hijo en Particular?
  6. ¿La App hace algo que sólo una App puede hacer?
  7. Equilibrio, Equilibrio, Equilibrio: Todo con Moderación.
  8. No puedes vencerlos, así que únete a ellos

1. ¿Quién Hizo la App?

Como siempre, considerar la fuente.

A veces es fácil si el nombre le resulta familiar.

Pero un nombre no lo es todo. Por ejemplo, no todas las aplicaciones de Disney y Nickelodeon son educativas.

Ciertamente ceñirse sólo a las marcas conocidas puede dejar fuera a los nuevos y prometedores. Por lo tanto, los padres también pueden analizar los valores de la empresa y si los educadores participaron en el desarrollo de la aplicación.

Y si encuentra una aplicación que les guste mucho a usted y a su hijo, vea si el desarrollador tiene otras.

Como desarrollador de la empresa creadora de apps y posicionamiento Marketing Branding, conozco muchas excelentes aplicaciones educativas disponibles individualmente o en paquetes con descuento.

Una en particular que podría recomendar es Matemáticas para Niños, que se puede descargar en Android. Educativa, simple y desafiante para los niños.

2. Confíe en los expertos

Common Sense Media y Children’s Technology Review (Ctrexes) son de los mejores recursos para padres para investigar aplicaciones.

Algunos de los criterios que ellos reiteran que los padres deben observar son:

  • “Primero, ¿es divertido?
  • ¿Un niño realmente querrá usar esta aplicación en particular?
  • ¿Es empoderador para el niño de alguna manera?
  • ¿Es más una experiencia activa o pasiva?
  • ¿Pueden transferir el aprendizaje a la vida real de alguna manera?
  • Si un niño la usa y obtiene algunas respuestas incorrectas, ¿la aplicación se adapta a esa experiencia? “

En Common Sense reiteran siempre que las aplicaciones destinadas a ser educativas deben tener objetivos de aprendizaje basados ​​en evidencia claramente establecidos.

Asimismo, siempre mantenerse alejado de las aplicaciones que afirmen “enseñar idiomas a bebés y niños pequeños”, por ejemplo.

En esta Common Sense reiteran siempre en sus investigaciones que los niños aprenden el lenguaje principalmente de los cuidadores durante las interacciones sociales y las pantallas no pueden superar las conversaciones humanas reales.

En el caso de Children’s Technology Review, estos no sólo brindan reseñas de alguien con experiencia pedagógica, sino que también brindan videos de la aplicación, lo educativa y entretenida que podría ser y algunos de los errores que contiene. Además, suelen revisar docenas de aplicaciones nuevas cada año.

3. Muchas de las Mejores Apps Tienen Publicidad

Algunas aplicaciones gratuitas son realmente sencillas, como las de Marketing Branding.

No evite “per se” aplicaciones porque tienen publicidad. Muchas de ellas (la gran mayoría) sí lo tendrán porque es el nuevo modelo de negocio. Las llamadas apps freemium. El dinero para desarrollar y mantener una aplicación gratuita proviene de publicidad o compras dentro de la aplicación.

Poptropica es otra aplicación divertida educativa y está respaldada por anuncios y puede parecer algo molesto, pero divertida e interesante.

Siempre como tip se recomienda a los padres buscar si la aplicación ofrece extras para comprar en la app y qué tan fácil es hacerlo.

Por cierto: la mayoría de los teléfonos permiten a los padres cambiar la configuración para solicitar una contraseña para las compras, de modo que los niños no se vuelvan locos con una tarjeta de crédito.

Algunos desarrolladores ofrecen descargar una versión “lite” de una aplicación para probarla antes de pagar por la versión con todas las funciones.

4. ¿La aplicación protege la privacidad de su hijo?

Algunas aplicaciones pueden solicitar el nombre o la edad de un niño para personalizarlo o asegurarse de que el usuario tenga la edad suficiente, pero los padres deben tener cuidado con las aplicaciones que piden “demasiada información”.

Las aplicaciones diseñadas para niños menores de 13 años deben cumplir con la Regla de protección de la privacidad en línea para niños, conocida como Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Línea o “Coppa”.

Si dice que cumplen con Coppa en la descripción de la aplicación, significa que están prestando atención y tratando de cumplir con esas pautas.

5. ¿Le parece la App Adecuada para su Hijo en Particular?

Nadie conoce a un hijo mejor que su padre. Así que el mejor consejo es que siempre confíe en su instinto.

Los psicólogos siempre comentan que a veces se cree que si es divertido, no están aprendiendo, pero cuanto más disfrutan y se involucran con una app puede que más esté aprendiendo.

Ojo, esto incluye juegos que no están diseñados explícitamente como educativos.

  • Por ejemplo, Minecraft implica habilidades espaciales y de resolución de problemas.
  • Pokémon Go requiere matemáticas básicas, presenta a los jugadores los puntos de referencia y la historia locales y enfatiza los diferentes hábitats de diferentes criaturas, incluso las imaginarias.

Sencillamente la praxis indica que cuando una aplicación está bien diseñada, con un objetivo claro de apoyar una habilidad y un público objetivo claro y realmente se basa en estos principios de ser activo, comprometido, significativo y socialmente interactiva, funciona.

Y si estas aplicaciones son experiencias divertidas que permiten la creatividad y la resolución de problemas, y pueden ser igualmente valiosas.

6. ¿La App hace algo que sólo una App puede hacer?

Siempre se dice que las buenas aplicaciones deberían “dar vida” a una experiencia imposible. Ese es el tipo de aplicación que puede ser realmente emocionante para los niños y brindar oportunidades de aprendizaje realmente únicas.

7. Equilibrio, Equilibrio, Equilibrio: Todo con Moderación

Clásica pregunta: ¿Cuánto tiempo en dispositivos móviles es demasiado? No hay reglas estrictas y rápidas.

Los expertos siempre indican que es una cuestión de equilibrio a lo largo del día.

Se recomienda tener zonas libres de tecnología, como la hora de las comidas y la hora de acostarse. Idealmente el uso de la tecnología por parte de los padres debe modelar lo que es apropiado para los niños.

Se dice que 2 personas involucrados o participando en una app, puede tener más beneficios que el uso individual, aunque realmente no hay evidencia científica sobre ello todavía.

De todas manera, usarla juntos significa que los padres pueden asegurarse de que se sienten cómodos con la app y pueden revisarla, analizarla y conversarla con su hijo como si estuvieran hablando de un libro.

Un padre puede realmente ser un puente para transferir cualquier aprendizaje. Un uso compartido es una de las formas más poderosas en que las aplicaciones pueden ser educativas.

Felipe González

Desarrollador de apps y Growth Hacker

Marketing Branding