//Nutrición estética

Nutrición estética

El confinamiento y la mala alimentación ha hecho que las personas busquen soluciones rápidas en la cirugía plástica. Sin embargo, hay que prepararse para lograr lo deseado.

El cirujano plástico de Wam Center, Esteban Torres, junto al periodista Mauricio Contreras conducen a través de Facebook Live y YouTube el programa “Palabra de Doctor”, un revolucionario consultorio online, en el que abordan diversas temáticas relacionadas a los cuidados estéticos, cirugías, procedimientos y lo último para lograr grandes resultados, respondiendo en vivo consultas, con gran interacción del público todos los miércoles a las 20:00 horas.

En ese contexto una de las preguntas más frecuentes se relaciona con la búsqueda rápida de soluciones a imperfecciones del cuerpo. Sin embargo, muchos de estas consultas y deseos de cirugía, son un atajo para algo, que incluso se puede mejorar sin cirugía estética.

Pero ¿siempre es necesario operarse? Para el doctor Esteban Torres, médico cirujano de Wam Center un procedimiento invasivo es la última opción y debemos hacerlo en el mejor momento, lo ideal, preparar tu cuerpo para un buen resultado, ¿cómo?, con una nutricionista estética en tu equipo.

“Muchas veces los pacientes buscan cirugías, pero más que eso lo que necesitan, es mejorar la forma y la calidad de la piel, la flacidez o solo compactarse. No hay que olvidar que la cirugía no es magia y necesita de un tratamiento anterior y posterior a ella”, asegura el doctor Torres, quien añade, que un paso clave, es asesorarse con un cirujano plástico certificado y acreditado.

Las personas cuando acuden a un centro de estética van a comprar un tratamiento y no buscan la evaluación de un profesional, por lo que cuando el tratamiento no resulta, genera pérdida de tiempo, dinero y una profunda decepción, reflexiona el doctor Torres. Agrega: “No es que el tratamiento sea malo, simplemente no estuvo bien indicado para ello”.

Por esto, es fundamental que el paciente cuente con una orientación profesional interdisciplinaria, para encontrar una solución acorde a su necesidad.

Para aquellos que quieren operarse o mejorar su figura, es importante integrar el apoyo de una nutricionista estética, quien nos ayudara a bajar de peso y preparar nuestro cuerpo para las diferentes fases del proceso, aportando los nutrientes, vitaminas, minerales, proteínas necesarias para cada etapa de preparación o recuperación y mantención.

El doctor Esteban Torres ejemplifica de la siguiente manera, lo primordial que es la función de la nutrición estética: “Cuando estoy con kilos de más y quiero una liposucción, sin duda, debo preparar mi cuerpo, con ejercicio y dieta para bajar de peso, pero sin perder masa muscular o descuidar mi piel, aportando a mi cuerpo todo lo que requiere para la mejor cicatrización y resultado”.

El médico añade que cada plan de nutrición estética es único, dependiendo de lo que requiera la persona y el objetivo que desea alcanzar, por lo que puede o no complementarse con un tratamiento dermoestético, procedimiento mínimamente o cirugía.

Procedimientos estéticos no invasivos

Para quienes buscan un procedimiento rápido, ambulatorio y de corta recuperación, el doctor Torres recomienda una serie de métodos no invasivos que entregan grandes resultados, siempre apoyado por un plan de nutrición estética, antes, durante y después.

Un revolucionario sistema, único en Chile, es el Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad 4D, el cual logra disolver la grasa en planos profundos. Permitiendo mejorar hasta en un 90% la papada, mejorar los brazos e incluso poder hacer bichectomía sin cirugía.

Para trabajar la zona del abdomen y los glúteos existe EM Toning, un dispositivo que en una sesión de 30 minutos realiza el trabajo equivalente a 20.000 mil abdominales o 20.000 mil sentadillas dependiendo de la zona en que se aplique. Finalmente, está FRACTIUM, que genera micro lesiones controladas, estimulando a su vez el crecimiento y reorganización de las fibras del sostén Este aparato es ideal para eliminar las arrugas peribucales, más conocidas como “código de barra”.